Love and tragedy.

|
La gente pasa; la miran, aterrados
es la niña muerta, háganse a un costado
que ese frívolo hombre la ha asesinado
con sus engaños y juegos la fue matando.


Cuenta la historia de una pequeña niña
con una trágica vida, llena de daños.
Tenía un gran camino por delante, era muy bonita
era tan pequeña, sólo tenía 13 años.


Salía de su casa, sólo para llorar
destino: al parque con su cuaderno y algo fuerte para tomar
pobre princesa, sólo quería sus problemas olvidar
quién sabría que más adelante algo le iría a pasar.


En una de esas escapadas, un joven apareció
Le llevaría unos 10 años, pero a ella no le importó
el hombre le preguntó qué la traía tan triste
ella inmutada, tiró su botella y lo abrazó.


Sin saber el peligro que corría, poco a poco se enamoró
ella le confiaba todo, el sólo escuchaba
él era su dios, él era su salvador
ese inútil la traía enamorada.


Los meses pasaron, los problemas aumentaron
como la tensión entre la niña y su familia
ya no soportaba más ese calvario,
decidió que fugarse era la única salida.


A las cinco de la tarde quedaron en encontrarse
en el mismo lugar donde siempre se veían
el se fugaría con ella, irían en su auto
quién iba a decir que tenía contados los días.

A medio camino en un hotel pararon
la pasión y las lágrimas esa noche dominaron
el no sabía si hacía lo correcto, no se sentía enamorado
para ella, él era el hombre que siempre había deseado.


En la madrugada siguieron camino, nerviosos y emocionados
su nueva vida juntos apenas estaba comenzando
un viaje largo que con diálogos se fue acortando
tanta música, cigarros y besos, sin embargo no bastaron


ya que de ellos la impaciencia se apoderaba.
Pasaron dos horas y en la ciudad ya estaban.
Entraron en el apartamento que el alquilaba,
se besaron intensamente hasta caer en la cama.


Pasaron varios días, siempre la misma rutina;
el sexo ya era una pesadilla, pero no se quejaba
nunca le dijo que no por miedo a que la dejara
él se aprovechaba de ella; ella sólo se dejaba.


Mientras, en su ciudad natal todos la buscaban
la identidad de él ya habia sido revelada
Violador y asesino, diecinueve casos
el número veinte sería el mas trágico.


La policía ya estaba buscando en la ciudad
ella no sabia donde mierda iría a parar
él, desesperado, buscaba su final:
morir encerrado, o morir joven tras disfrutar

De noche, el hombre decidió sacarla hacia algún lado
la obligó a callar, la llevó a un terreno abandonado
ella, tensa, no sabía dónde la llevaría
pero si sabía que algo malo le esperaría.


Bajaron del auto, el cometería una locura
mientras, la niña lloraba, pobre criatura
y me pregunto, ¿dónde quedó esa dulzura?
ese hombre ya perdió su cordura.


Luego de violar a la niña otra vez
se decidió a llevarla a otro lugar
el rostro de la niña, con tal palidez
lo miraba llorando, rogando piedad.


Llegaron a un puente muy concurrido
sólo que a esa hora ni los gatos deambulaban
4.19 a.m., el final es bienvenido...
una puñalada en el corazón, otras nueve en la espalda.


La sangre corría por todos lados, él lo disfrutaba
pero había llegado el momento, no le quedaba nada
susurró al cadaver: "nos vemos en el infierno, querida amada"
una risa malévola, un disparo y una muerte inesperada.

Ya había amanecido, pero los gallos no cantaban
todo el pueblo estaba de luto, la gente conmocionada
pasaban por allí, quedaban impresionadas,
pues se veían los cuerpos y la sangre derramada.


La gente pasa; la miran, aterrados
es la niña muerta, háganse a un costado
que ese frívolo hombre la ha asesinado
con sus engaños y juegos la fue matando.

2 comentarios:

Tiresias dijo...

buenisimo!

Y є y s σ n' dijo...

wow me gusto tu entrada pero es muy triste u_u

casi lloro no puede ser que haya gente así que solo utilice el amor para aprovecharse de las personas


T_T